Defensa Económica

SIGUE NUESTRO BLOG DE ASESORES EN MADRID

Mantente informado de las últimas noticias y novedades

¿Qué debo de hacer para ser autónomo?

Cómo ser autónomo

Proceso administrativo y gestión para ejercer como autónomo

Si estás pensando en comenzar tu actividad laboral como un autónomo, o actualmente ya mantienes esta titularidad, debes de estar informado sobre las labores de fiscalidad que necesitas mantener en tu ejercicio. Todo autónomo debe tener unas ciertas nociones fiscales y apoyarse en un especialista, por lo que en Defensa Económica te vamos a dar toda la información y el asesoramiento que necesites.

Darse de alta en Hacienda

El primer paso a seguir es darse de alta en Hacienda, ya que es una obligación legal antes de iniciar tu actividad laboral. Para ello debes presentar una declaración censal en la que se especificarán tus datos personales, la actividad que vas a desarrollar como trabajador y los impuestos que recaen sobre ti. Este es un documento esencial donde se le indica a este organismo cómo es tu negocio, y por lo consiguiente, los tributos que deberás de pagar, en función del tipo de ejercicio que realices.

Para declarar la actividad, deberás seleccionar alguno de los epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que se regulan en el Real Decreto Legislativo 1175/1990, en el que se especifican en un listado, todas las actividades empresariales y profesionales. Ten en cuenta que las personas físicas con un importe neto de negocio interior a 1.000.000 de euros, están exentas de pagar IAE.

En Defensa Económica buscamos darte un servicio de tramitación de gestiones en Hacienda para autónomos, por lo que puedes confiar en nosotros y cedernos esta responsabilidad. Nuestros especialistas serán los encargados de solucionar cada uno de los trámites de manera eficaz.

Qué impuestos debo pagar como autónomo

Si definitivamente has decidido emprender tu actividad laboral como un autónomo, hay una serie de impuestos que debes de afrontar para mantener tu ejercicio. El primero de ellos es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es decir, el famoso IRPF. Este se encarga de agravar las rentas empresariales obtenidas pudiendo elegir entre el Régimen de Estimación Directa Simplificada, el Régimen de estimación Directa Normal, o el Régimen de Estimación Objetiva. Con un pago de periodicidad trimestral, varía en función de la unidad familiar a la que estés registrado, desgravando más cantidad por hijos a cargo.

Otro tributo es el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Se trata de un impuesto de estilo indirecto que grava el consumo, y por lo tanto, recae sobre la persona del consumidor final. Tú como autónomo eres intermediario, por lo que deberás de pagar a Hacienda la diferencia entre el IVA que hayan pagado los clientes y el que tú hayas afrontado en la compra a os proveedores. De nuevo, este impuesto se paga por cuota trimestral.

Si te resulta complicado conciliar tu trabajo con la necesidad de afrontar todo este proceso administrativo, no tienes nada de qué preocuparte, porque en Defensa Económica te ayudamos en tu gestión de impuestos como autónomo. Tan solo te deberás preocupar de tu actividad laboral.

Declaraciones a presentar

Por último hay una serie de declaraciones que deberás realizar durante tu ejercicio laboral. La primera de ellas es la Declaración Trimestral del IVA con el modelo 303. Tienes hasta el día 20 de los meses de abril, julio y octubre, y hasta el 30 de enero. En el caso de que cotices por módulos, lo que deberás presentar es la parte relativa al régimen simplificado del IVA en el modelo 303. Un inciso a tener en cuenta en el caso de que hagas operaciones intercomunitarias, es que también estás en la obligación de presentar el modelo 349.

El siguiente documento es la Declaración trimestral del IRPF con la presentación del modelo 130 si tributas por estimación directa, o el 131 en el caso de tributar por módulos. De nuevo, tienes hasta el día 20 de abril, julio y octubre, y hasta el 30 de enero para presentarlo. También se debe elaborar la declaración anual del IRPF, que se presenta mediante el modelo D-100 con un plazo que va desde el 2 de mayo hasta el 30 de junio.

También es necesario hacer la Declaración trimestral de retenciones e ingresos a cuenta. Esta se realiza en el caso de tener a un personal contratado, subcontratado o si tienes alquilado un local u oficina en cuya factura incluya retención. Para estos casos es necesario el modelo 111 o el 115. El plazo es hasta el día 20 de enero, abril, julio y octubre.

Este proceso también incluye las Declaraciones resumen anuales, en las que se incluye una cuenta de gastos y ganancias para calcular el IVA que se ha recaudado a Hacienda menos el IVA que ha conllevado la compra de productos o servicios. Se deben presentar en el mes de enero.

Por último y en el caso de autónomos con sociedades, se deberá presentar el modelo 202 además de realizar pagos fraccionados en abril, octubre y diciembre, junto con una presentación anual de la declaración de impuesto de sociedades mediante el modelo 200. Esta se puede presentar hasta el 25 de julio del mismo año del ejercicio.

En Defensa Económica sabemos que este proceso muchas veces resulta complicado, y es por ello que ofrecemos nuestro servicio de asesoramiento para autónomos en Madrid, además de tramitación de gestiones. Queremos ofrecerte un buen servicio de calidad, con el que te despreocupes de todo el apartado administrativo y consigas un trabajo eficaz. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, te informaremos de todo lo que necesites.

COMPROMISO DE CALIDAD

COMPROMISO DE CALIDAD

TARIFAS MUY ECONÓMICAS

TARIFAS MUY ECONÓMICAS

MÁXIMA TRANSPARENCIA

MÁXIMA TRANSPARENCIA