Defensa Económica

SIGUE NUESTRO BLOG DE ASESORES EN MADRID

Mantente informado de las últimas noticias y novedades

Como declarar mis ahorros en la declaración de la renta 2016

Declarar-los-ahorros-en-la-declaracion-de-la-renta

Declarar los ahorros en la Declaración de la Renta

Es sencillo declarar los rendimientos de trabajo, pero esta obligación es más complicada cuando hay que declarar los rendimientos del ahorro o los profesionales. Se trata de lo que se percibe del capital mobiliario, es decir, de la participación en los fondos de inversión de cualquier entidad (beneficios, dividendos, etc), de la cesión de capitales propios a terceros (transmisión, reembolso, amortización, canje de bonos, etc), de operaciones de capitalización, y de contratos de seguro de vida o invalidez. Por el otro, habrá que computar las ganancias y pérdidas patrimoniales, es decir, las variaciones en de las acciones y fondos de inversión. “La mera variación del valor del patrimonio no es suficiente, debe haber también alteración”.

¿Qué reducciones y deducciones existen?

La suma de todos estos importes conformará la renta del ahorro y tributará en IRPF al menos una parte, puesto que existen gastos que se pueden deducir de los ingresos. Otro aspecto es que los rendimientos netos del capital mobiliario se reducen en un 30%, con un límite de 300.000 euros, cuando tengan un período de generación superior a dos años, o cuando se obtienen de forma irregular en el tiempo. Es el caso de ciertas indemnizaciones, como las de despido. Habrá que tener en cuenta que el cálculo de ganancias y pérdidas patrimoniales también se ve afectado por unas normas específicas en algunos supuestos.

Compensación entre capital mobiliario y pérdidas

Después de todas las deducciones que correspondan, cabe también la posibilidad de reducir la renta del ahorro a efectos fiscales mediante una compensación entre sus dos partidas, rendimientos del capital mobiliario y pérdidas y ganancias patrimoniales. Si los rendimientos del capital mobiliario que se integran en la base imponible del ahorro son negativos, su importe se compensará con hasta el 15% del saldo positivo de pérdidas y ganancias. Y al revés, si el importe de pérdidas y ganancias fuera negativo, se podría compensar con hasta el 15% del importe de los rendimientos del capital mobiliario. Si en 2015 el máximo a compensar del saldo negativo de uno de los compartimentos era el 10% del saldo positivo del otro, para el ejercicio 2016 es el 15% y se prevé que suba al 20% en 2017 y al 25% en 2018.

Tipos del ahorro y productos peculiares

Con los cálculos, a la base imponible del ahorro resultante se aplicarán, en general, tres tipos: Los intereses de las cuentas corrientes, de ahorro, la imposición a plazo, los depósitos, y los dividendos tributan al 19% por los 6.000 primeros euros de ganancias, al 21% entre 6.000 y 50.000 euros, y al 23% a partir de 50.000 euros. En estos casos, no hay gastos que se puedan deducir y, si la entidad bancaria nos ha entregado algún regalo en especie para remunerarnos por hacer un depósito, por ejemplo, esa retribución se debe incorporar como un rendimiento de capital mobiliario más. Estos son los tipos a los que tributan también las ganancias derivadas de las letras del Tesoro. Las acciones, tributan solo cuando se venden y por la diferencia entre el valor que tenían cuando fueron adquiridas y el precio de venta. Hacienda aplica una retención previa del 19% como adelanto del pago de la Renta. Los fondos de inversión tributan solo cuando se vendan las participaciones y se originen ganancias o pérdidas patrimoniales. De lo contrario, si el contribuyente se limita a coger el dinero de la participación en un fondo más el beneficio que haya generado y lo transfiere a otro fondo, no habrá tributación. Si necesitas más información o una gestoria para hacer la declaración de la renta Madrid puedes contactar con nosotros.
COMPROMISO DE CALIDAD

COMPROMISO DE CALIDAD

TARIFAS MUY ECONÓMICAS

TARIFAS MUY ECONÓMICAS

MÁXIMA TRANSPARENCIA

MÁXIMA TRANSPARENCIA